Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 junio 2009

Siempre he pensado que deberían enseñar a hacer cola desde el colegio. Después de todo, es una de las actividades más recurrentes en la vida, incluso por encima del noble acto reproductivo.

Era una sofocante tarde de miércoles, no había relojes colgados en las paredes del banco y yo estaba recorriendo los cinco metros más largos de mi vida, más aburrido que un corresponsal de El Espacio en Suecia.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

REMIDIPSENCIAS

Consecuencia de nuestra escasa habilidad para patear un balón, la ineptitud de nuestros dirigentes deportivos, la tacañería de nuestros empresarios (¿O su pobreza?), la apatía de los políticos y la ingratitud de los hinchas, Popayán nunca ha tenido un equipo de fútbol y no lo tendrá en un futuro cercano.

(más…)

Read Full Post »

Los edificios corren apresuradamente en sentido contrario al que se dirige el bus; eventualmente paran en un semáforo en rojo, pero la mayoría de veces los muy infelices cruzan la calle de un salto, desafiando una marejada de pitazos y juramentos de corsario. Poco a poco el aparato se ha ido desocupando, el aire abigarrado repleto de esencias humanas se ha ido diluyendo entre el olor a gasolina y dióxido de carbono. Casi inconscientemente comienzo el descenso hacia el quinto círculo, el de los condenados a no encontrar el timbre.

(más…)

Read Full Post »

Era una de esas mañanas grises y frías en las que las nubes de los cerros orientales se condensan, atomizándose en diminutas gotitas que se pegan como arañas al cabello, estremeciéndose al contacto con el viento. Caminé las cinco cuadras que separan mi casa del paradero, mientras elevaba entre dientes una plegaria a Dios para que enviara un bus vacío, sin embargo, en su magnificiencia, el Todopoderoso demostró el poco aprecio que me tiene e hizo aparecer un herrumbroso cubo de latón repleto de cristianos de toda laya. Aceptando mi destino inmediato, me filtré incómodamente entre tacones, uñas y cables hasta encontrar un pequeño espacio en la baranda, en el mismo instante en que la puerta se cerraba, dejando tras sí una masa compacta de simios agarrados a las ramas de un árbol metálico. Este era el primer círculo del infierno, el limbo antes de la registradora.

(más…)

Read Full Post »

Debo empezar por reconocerme como un tipo que conoce el límite de sus alcances. Por eso nunca soñé con ser presidente. También me reconozco como alguien que sabe buscar belleza en lugares donde pareciera no haberla, por eso he comprado ropa en el “agáchese”. Pero cuando esas dos características se combinan y se aplican a la busca del amor,  nacen peligrosísimas consecuencias que paso a contar.

(más…)

Read Full Post »

Lu

Contaba con unos muy maduros 6 años, cuando el amor toco mi puerta.

Ingresé a un instituto educativo de nombre “Normal de Varones José Eusebio Caro” (En honor al fundador del partido conservador – quizás quien decidió rendir este homenaje no pensó que no sería tan apropiado que José Eusebio Caro tuviese por vecinos una galería, un motel, y talleres de latonería por doquier). Los ochenta no habían acabado y Arnoldo Iguarán se postulaba como semi-dios entre los numerosos hinchas del Millonarios.

(más…)

Read Full Post »

Aqui inicia todo.

Bogaboo hace su inicial entrada, fruto de la verguenza generada al sentir que una prepago escribe mas que yo me soho, me he propuesto iniciar mi trabajo desde aqui y para el mundo.

Read Full Post »