Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2 junio 2010

1-0

Las desgracias del post-amor me habían convertido esa noche en un forastero en mi propia ciudad. Apreciaba con curiosidad de turista los edificios blancos que chocaban al fondo con una iglesia que enloquecida de popularidad, había decidido atravesárseles. Sho caminaba por la cornisa: me caía para un costado y me sentía tranquilo, me caía para el otro y sentía que era un desastre. La cornisa era la Soledad. Una ashuda meteorológica vino para decidirme: Era un diluvio que prometía mojarme hasta el más desconocido de mis rincones. Porque no hay peor infortunio para un adulto que mojarse, ¡Pavadas de la edad! (más…)

Anuncios

Read Full Post »