Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Diatribas’ Category

Por ejemplo

Tengo los pensamientos más oscuros esta noche.
Pienso por ejemplo, en tu cabello negro enredándose entre mis labios
en tu sonrisa de guasón sin alma
pienso en tu mirada de sirena indolente
pienso en tu silueta protuberante y olorosa a sexo, por ejemplo.
(más…)

Read Full Post »


Uno se mete a escribir porque algo le duele, porque debe en la tienda y ya no le van a fiar más, uno se mete a escribir porque no pudo aprender a tocar guitarra y canta tan feo que la mamá lo calla cuando lo hace en la ducha, porque todas las ex han conseguido novios mejores que uno, porque una vez ellas se van a casar y van a ser felices, porque hay una brecha muy grande entre las chicas que a uno le gustan y las que le hacen caso, porque le gusta trasnochar, porque escribir le parece un oficio esnobista y así piensa conseguir que las chicas lo amen, uno se mete a escribir porque vive aun con su madre.

Uno se mete a escribir porque es muy enano y viejo para ser futbolista, porque es muy feo y enano para ser modelo, porque no conoce Buenos Aires, porque quiere estar solo, porque Facebook cada día lo aburre más, porque amó a alguien y alguien lo amó, porque sus amigos están triunfando, porque a uno le gusta el look de las chicas intelectuales, porque cree que la vida de uno es más interesante que la de los demás, porque la maldita pelirroja le importa nada si uno muere por ella o si sale mi foto en la primera plana del Extra, porque le gustan las pelirrojas, porque anteriormente le gustaron las negras, después las monas y las trigueñas, en ese orden.

Uno se mete a escribir porque un amigo le dijo que nunca iba a ser feliz, porque le gustan las cosas gratis, porque quiere pasear por una ciudad en invierno con una bufanda amarrada al cuello, porque no sabe lo que quiere, porque no puede vivir como Sabina, porque no puede vivir, porque una chica se decepcionó y uno quiere vengarse, porque no ha hecho nada importante con su vida, porque piensa que es especial, porque se aprendió diez palabras raras y piensa que con eso basta, porque ha leído mucha basura, porque quiere conocer a Charly García y quiere que le diga que le gusto su libro, porque quiere ir a un programa con Paulo Coelho y decirle, al aire, lo que piensa de sus libros, uno se mete a escribir porque escribió un cuentico y ya se la creyó.

Uno se mete a escribir porque los brutos del colegio ya son abogados y tienen carro, porque la psicóloga ya no se lo aguanta más, porque es el chico nada, porque quiere que sus padres se sientan orgullosos de uno por cualquier cosa, uno se mete a escribir porque a veces se ve una película y llora, porque vio el Rey León y lloró, porque le duele algo pero es feliz, porque quiere que una chica se arranque los pelos de la rabia cuando lo vea ganando un premio, uno escribe porque puede reírse de sus desgracias.

Uno se mete a escribir porque sabe poner comas y empieza los párrafos con mayúscula, porque le gusta que le digan que es bueno en algo, porque cuando va por la calle, se la pasa pensando en güebonadas que lo hacen reír solo y la gente piensa que uno está loco, porque quiere decirle algo a alguien pero no sabe cómo, porque nunca hizo un gol importante, porque le gusta sentir la sensación del teclado en los dedos, porque quiere aprender algo para distraerse cuando vaya preso por apalear a un ladrón, porque piensa que Calamaro es un genio y piensa algún día escribirle una canción, porque una niña una vez le dijo que no quería bailar, porque no puede odiar a nadie, porque nadie lo odia, porque tiene miedo, porque sabe que lo aman pero se siente solo, porque llora como niña por la noche, porque piensa que el futbol combina bien con la literatura, porque una chica le hizo daño, porque no quiere que le nieguen la visa gringa, porque le gustó una maldita canción cursi, porque quiere ir a Miami y, al volver, decir que es como Cali pero grande. Uno se mete a escribir porque es un güebón.

Pero es bueno escribir, sobre todo cuando son las tres de la mañana y al otro día si hay que hacer algo importante. Es bueno escribir, sobre todo cuando ninguna chica quiere acostarse con uno por temor a estar en el blog que uno escribe. Es bueno escribir, sobre todo cuando uno está destrozado y todos se dan cuenta y uno inspira lástima. Sobre todo cuando uno está presentando un examen de Radiocomunicaciones y se le ocurre una idea para un cuento y no se puede concentrar, sobre todo cuando uno escribe un cuento en el cuál alguien se suicida y la mamá piensa que uno se va a suicidar y le pide ir al psiquiatra, sobre todo cuando los familiares le dicen que no pierda tiempo en pendejadas y que se gradué rápido. Es bueno escribir, sobre todo cuando a tu novia le importa más el despecho de su amiga gorda que lo que uno le escribió.

Read Full Post »

Creo que la vejez me tomó por sorpresa. Creo, también, uno de los síntomas más evidentes de este hecho es mi deseo por impartir una cátedra Universitaria. No estaría mal ser profesor de la asignatura “Introducción a la Ingeniería”. Abusando de mi suerte esperaría dictarla en la prestigiosa facultad de Ingeniería Electrónica de la Universidad del Cauca.  Esta materia es clave, con ella, los jóvenes corazones ingenieriles tendrán una idea aproximada del mundo al que se enfrentarán. Sin embargo, aun cuando tengo experiencia comprobable y un relativo éxito profesional (vivo de arriendo, pero pago cumplido), aún no he recibido ninguna propuesta por parte de la decanatura de la FIET (Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones). Teniendo en cuanta lo anterior, me he tomado la molestia de diseñar un plan de estudios, que puede reflejar los alcances de mi anhelado sueño.

Al grano:

Solo se deben abordar tres temas (perfecto para dos exámenes parciales y un examen final).

Tema I. Humildad.

Razón:

Señor estudiante de la FIET: usted no es nada. Posiblemente ha sido víctima (como lo fui yo), de un complot regional que los adultos mayores han configurado. Como resultado,  tiene un ego desmesuradamente elevado, acaso no ha escuchado la frase “’¡¡¡ES QUE A LOS INGENIEROS DE UNICAUCA SE LOS PELEAN LAS EMPRESAS!!!”.  Futuro colega, es falso. Métase esto en la cabeza: los únicos que se quitan el sombrero con su impresionante título son su papá, su mamá, su tío borracho y la señora de la tienda (si querido amigo, la que tiene una hija de 16 con hijo a bordo y que ve en usted un buen prospecto).

Objetivo de la materia:

Poner en su sitio al estudiante. Al terminar el tema usted comprenderá que nadie se baja los pantalones ante su diploma de piel de cabra y letras góticas. Sólo el trabajo y los resultados hablarán por usted.

Metodología:

Durante dos meses el futuro ingeniero se verá sometido a tortura psicológica y física. Se analizarán estadísticas de la calidad de trabajos que un ingeniero debe realizar al comienzo de su vida profesional. Se compararan salarios de egresados de otras universidades. Un seminario dirigido por ingenieros chocoanos, costeños, rolos, paisas, bumangueses, mostraran como Popayán es difícilmente ubicado en el mapa nacional.

Lectura de los ensayos:

“El mundo seguirá rotando aunque yo muera.”

“Mis compañeros universitarios de otras carrearas y otras universidades, tiene tanta valía como yo”

“Yo soy Juan Salvador Gaviota, pero con las alas rotas”

Evaluación:

El estudiante pronunciara tres veces la siguiente frase con convicción (de la convicción depende la nota):

“Ingenieros buenos, bonitos y baratos hay por montones y en todos lados”

Tema II. El trasnocho.

Objetivo:

Convertir al estudiante en una suerte de hombre-búho, siempre atento y alerta a cualquier señal de trabajo.

Razón:

Un estudiante de la FIET no sabe cuánto debe trasnochar como profesional. Los médicos al menos conocen esta situación, ya que estos, en sus últimos semestres conviven con el asunto: rotes, residencias, etc. Un ingeniero no tiene puta idea sobre cuánto debe laborar en la noche (de hecho no tiene puta idea de nada).

Metodología:

Trabajos forzados en actividades repetitivas, sin posibilidad de ingerir alcohol.

Evaluación:

82 horas de pie sin dormir, mientras admiran mi fantástico talento para emborracharme y contar historias que no llevan a ninguna parte (en este blog se puede encontrar abundante material de estudio).

Tema III. Temas fisiológicos-sociológicos.

Razón:

El Payanés promedio caga en su casa, esto no es posible en ciudades grandes.

Objetivo:

Preparar el cuerpo del futuro ingeniero en los azares de la vida, el estudiante aprenderá a cagar donde le toque y no donde le plazca.

Metodología:

Serán impartidas técnicas adecuadas para lograr el objetivo: concentración estomacal, lectura de libros y revistas en baños públicos, teoría del graffiti de baño de mala estampa, yoga intestinal. Nos concentraremos en el método griego (respiro – respiro – pujo), y en el romano (pujo – pujo – respiro)

Evaluación:

El estudiante aprobará el examen final si consigue cagar en un laboratorio apropiado: los baños de la Facultad de Ingeniería Electrónica. El examen es individual, aunque se permiten conversaciones entre los módulos sanitarios (el apoyo entre colegas siempre es fundamental).

Si algún estudiante presenta problemas digestivos el día de la evaluación, o no se siente en disposición (o deposición) para ello, se le permitirá realizar un examen supletorio. Sin embargo, debo aclarar que si esto sucediese la actividad sería algo más compleja. Yo soy de los profesores que creen que el supletorio debe ser algo más complicado, así que la tarea se realizará bajo presión, mientras él o la estudiante se encuentra en el sanitario, yo golpeare repetidas veces la puerta de dicho baño manifestando disgusto y apuro.

Debo anotar que aunque el tema pareciere superfluo, realmente es de vital importancia, por tanto no toleraré frases como: “Profe, póngame 2.5, mire que hice chichí”.

FIN DEL CURSO

Si lo anterior les parece adecuado convoco a una marcha exigiendo la implantación de mi pensum. Podríamos incluir temas como: “La mujer ingeniero: mitos y realidad”, “Como pedir descuentos por cantidad en burdeles”, “El pedito en el puesto de trabajo. Cómo culpar al compañero de cubículo” y quizás trabajarle a una materia en la cual soy un especialista “Con quien acostarse por trabajo. Técnicas de un trepador”

Att:

El ingeniero hidalgo Bugaboox “Profesor de corazón – Ingeniero de la FIET por error”.

Read Full Post »

Nota: El presente post contiene palabras de grueso calibre justificadas solamente por mi frustración. Se recomienda a los menores de edad leerlo en compañía de su tío alcohólico más cercano, quien podrá suministrar una guía adecuada en el uso efectivo de ciertas expresiones.

Prendo el radio. Nuevamente está el remedo de periodista deportivo ese leyendo los tweets de sus seguidores. Hastiado cambio a Todelar donde el tono deliciosamente folclórico de sus comentaristas exacerba el delirio patriótico al que estoy a punto de entregarme.  Entrevistan a un morocho cuyo peluquiado sería la envidia de Mario Barakus mientras anoto mentalmente en vos confío, negro divino. Siento mariposas en mi estómago, de esas que me dan siempre que jugamos con Perú o Paraguay, porque el colombiano resentido promedio podrá despotricar lo que quiera de los peruanos, pero para mí esos cholos merecen todo el respeto al igual que los bravos guaraníes. La mitad del equipo hace muecas grotescas mientras suena el himno nacional, mientras la otra mitad escupe al suelo o libera sus fosas nasales de molestos fluidos antes de aquel encuentro entre titanes suramericanos. (más…)

Read Full Post »

Era una pareja como cualquier otra: melosa, divertida, patética. Ella observaba fascinada las fotos colocadas en orden militar por toda la plazoleta, Él admira descaradamente los tristes atributos de una flaca que caminaba despreocupadamente a su lado. Es un viernes del Zapatero y un ejército de zombies gastan su misérrima quincena al son del reggaetón y el sabor ardiente del bendito trago. Los cuenteros rezan su rosario de historias rancias, mientras el público drogado por el humo tóxico de los buses y las denuncias  de corrupción sin resolver se disuelve en la urbe infinita y amorfa, aclamando los chistes pobres y los madrazos artísticos del juglar desempleado de turno. La exposición fotográfica es un éxito, decenas de fotos representando ancianos esperando su muerte, infantes agarrados como garrapatas al parabrisas de un bus, niches reemplazando su almuerzo por un partido de fútbol en una playa de Timbiquí complementan el menú de los citadinos hartos de sangre y circo. El fotógrafo ha sido condecorado con el premio al Hombre del Año por capturar redundantemente la miseria de nuestro pueblo y exponerlo en una plaza pública, cumpliendo su sueño de visibilizar lo evidente y lucrarse a partir de ello. (más…)

Read Full Post »

JUCO & Co

Siempre he criticado la falta de pragmatismo de ciertas personas. Y la autoridad moral para hacerlo me la da pertenecer al selecto grupo de los 44 millones de técnicos ad hoc de la selección Colombia y la extendida creencia de que los ingenieros nos encontramos por encima de la esfera social (como se ha probado en múltiples estudios en seriesísimas universidades de Latvia y Marruecos).  Una de estas personas es JUCO. Y digo que es una persona por razones históricas, ya que siempre creí que Él era un romántico enamorado que expresaba su quijotesco amor en forma de pintura no removible. Lo idealicé hasta el punto de no tratar de entender la insistencia con que repetían incansablemente el mismo mensaje ineficaz con mínimas variaciones lexicales . Supuse por un largo tiempo que este vástago del amor incomprendido simplemente le gustaban las abstracciones poco creativas por el mero placer de castigarse a sí mismo y al dueño del lienzo donde dibujaba su desconsuelo.

(más…)

Read Full Post »

Escribo estas líneas con el guayabo reciente de un mes de fútbol tan poco satisfactorio como ha de ser la vida sexual de un matrimonio de 10 años. Y no sólo es el hecho de que las figuras que nos vendieron los comerciales de Gillette fueran una decepcionante elegía de mediocridad donde la testosterona brilló por su ausencia, sino porque vi invadido el último resquicio de soledad varonil que hallaba en estos tiempos tormentosos de globalización y derroche cosmopolita, mi sacrosanto lugar fue allanado por un grupo de bandidas mediáticas. Hubo tiempos en los que los hombres de la casa, cuales viles trogloditas se repantigaban en sus sillones de cuerina barata y aleccionaban a sus hijos más pequeños en la difícil ciencia de dirigir un equipo de fútbol, arbitrar un partido y realizar casting a las bastoneras sin moverse de la silla, mientras que las mujeres buscaban una actividad exenta de contacto físico, sudor o madrazos y que ojalá se encontrara bien lejos del televisor. Es por eso que hoy, con el orgullo herido y el ánimo por los suelos exijo vehementemente que sea devuelto el monopolio del fútbol a los hombres, de donde nunca debió escapar.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »